Introducción Storm

«¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son».

Fragmento del Monólogo de Segismundo, de Calderón de la Barca.

Decían que la vida es un delicado equilibrio entre tomar buenas decisiones y evitar peligros, de eso yo no supe mucho.

Era confiar en nuestros sentimientos, enfrentar retos, encontrar felicidad, valorar los recuerdos y aprender del pasado.

Era algo tan corto que, si la echabas a perder, se acababa más rápido.

O como decía mi hermano: era vivir el momento y hacer de este lo mejor posible, sin saber qué iba a pasar después.

Él siempre fue el divertido de los dos, quien pese a las vicisitudes supo cómo salir a flote, el que me recogió en mis momentos de flaqueza para empujarme y ayudarme a sanar. El que no se cansó de repetirme lo mucho que valía cuando yo me sentía una mierda. El que recibió palizas en mi nombre y nunca me echó nada en cara.

Así era Michael, un espíritu libre que me decía que no llorara, porque las lágrimas eran saladas e iban a parar al mar, y al final, con mi llanto, no sería el calentamiento global lo que me impidiera ver Venecia.

A su lado comprendí valores como el amor, el compañerismo, la amistad y la bondad, que eran un bien escaso en mi vida.

Con él se lo había llevado todo, sin él, ya no me quedaba nada; solo vagar entre sus recuerdos e intentar sobrevivir a mis malas decisiones. Al fin y al cabo, yo era el resultado de mis fracasos y mis aciertos, con ellos debería coexistir hasta poder reunirme con mi hermano en el más allá.

Y hoy debía darle algo que jamás pensé que llegara, o que estaba demasiado lejano siquiera para plantearlo. Mi último adiós.

Ya no estaba, acababa de enterrarlo a sabiendas de que nunca más lo vería.

Sentí las lágrimas desprenderse de mis ojos para precipitarse en la tierra húmeda, disolviéndose en la lluvia.

Aspiré el aroma a tierra mojada que rememoraba parte de mi infancia permitiéndome el lujo de echar la vista atrás y recordar, como si de una película en blanco y negro se tratara, cómo había llegado hasta aquí.

Si quieres seguir leyendo descárgalo en el siguiente link:

https://www.azonlinks.com/B07SXR53Z8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Regístrate para estar al día de las novedades

Introduce tu mail para suscribirte,

Subscríbete!